Denunciarán ante tribunales caso de bullying a estudiante en Ovalle

Fuente: Diarioeldia.cl

Una compleja situación ha vivido durante los últimos días Rossana Bórquez, al enterarse que su hijo de 12 años, está siendo víctima de bullying por sus propios compañeros del Colegio de Artes Eliseo Videla.

“Hace un par de días me acabo de enterar que mi hijo es víctima de bullying. En el colegio la orientadora tenía conocimiento, pero no me lo hizo saber, como mamá obviamente estoy muy decepcionada de la señora orientadora y el psicólogo del recinto. Obviamente esto es terrible, es grave”, dice la madre del menor.

Desde hace un tiempo, Bórquez había visto algunos comportamientos extraños en su hijo, “él presentó irritabilidad, había bajado mucho las notas, estaba demasiado ansioso, comía mucho y subió de peso. Eso para mí era preocupante porque no eso no era normal”.

De hecho la madre relata un incidente en particular, en que se evidencia el acoso al que su hijo era sometido día tras día. “En educación física tiene notas rojas porque él no quería ir a esa clases. Los alumnos tienen que bañarse después de clases, y mi hijo tenía pánico de meterse a la ducha con los demás niños. Tras enterarme de lo que pasaba fue como supe que los niños lo empujaban al agua fría para burlarse de él, además lo insultaban. Por eso era obvio que mi hijo no quería hacer esas clases”, indica.

Tras hacer consultas, se enteró que en la comunidad escolar andaban circulando “memes”, con crueles epítetos. “Los alumnos sacaron la foto de su perfil de Whatsapp para ponerle mensajes obscenos y empezaron a hacerlos circular entre ellos”, explica.

Una vez que tuvo esa información, Bórquez se dirigió a hablar con el director del colegio. “Él tampoco sabía, la señora orientadora nunca le informó de la situación. Solamente cuando llegué con la evidencia él lo supo”.

Lo que más le indigna a la madre, es que a su juicio los profesionales del recinto actuaron de forma negligente, ocultando el acoso escolar que por meses ha sufrido el estudiante, “fui a hablar con el psicólogo nuevamente y a mostrarle la evidencia. Le dije ‘¿cómo usted no pudo detectar que esto era lo que le estaba pasando a mi hijo’?, además le manifesté ‘usted estudió para esto’, creo que él no está capacitado para trabajar con niños?”, afirma.

“Pedí ayuda porque creo que es un tema grave, que se está destapando en el colegio. Lo que quería la orientadora era que estuviera ‘escondido’ porque ni siquiera le avisó al director. Este problema le podría estar pasando a cualquier otro niño del colegio, entonces es necesario hablarlo y abordarlo”, asegura sobre lo que la motivó a hacer pública la dura situación del menor.

Acerca del caso, el director del establecimiento, Edio García, aseguró que “el día lunes la apoderada se presentó a conversar conmigo y me expuso por medio de una carta, la situación que aquejaba a su hijo. Inmediatamente solicité los antecedentes que estaban en el colegio y se hizo la investigación. Pedí a la encargada de convivencia y al equipo psicosocial del establecimiento su intervención inmediata, además del informe correspondiente. Ya se ha puesto en marcha el protocolo que corresponde en este tipo de casos”.

MEDIDAS.

Desde el Departamento de Educación Municipal informaron que efectivamente se aplicó el protocolo establecido en el Manual de Convivencia Escolar. Dentro de los acuerdos tomados están los siguientes; denunciar el caso en Tribunales de Familia, implementar las medidas establecidas en el Manual de Convivencia Escolar a los estudiantes involucrados, intervención del Equipo de Convivencia Escolar a estudiantes involucrados y a sus padres, y la intervención al curso completo (6to. B), con apoyo de la PDI y psicólogos, acción coordinada por el asistente social del establecimiento. Tras la reunión del día de ayer, en donde se anunciaron las medidas para intervenir en el caso, la madre aseguró, “estoy más tranquila, estoy de acuerdo con el plan de intervención”.

Publicado en: Noticias